Comenzó la travesía: Pedaleando hasta la Antártica

0

Nicolás tiene 24 años y le gusta andar en bicicleta. Mucho. Tanto, que ha decidido partir en una travesía nunca antes realizada en Chile: pedalear por más de 3.000 kms desde Pucón hasta Ushuaia, y luego viajar en barco hasta la Antártica, para un último recorrido de un kilómetro por el continente helado.

Nicolás y su bicicleta, protagonista de la travesía en bicicleta hasta la Antártica

Nicolás no es ningún atleta o deportista de elite. Sí es fanático del deporte y por supuesto de la bicicleta, y en alguno de sus viajes por Alemania e Inglaterra conoció amigos que lo sumergieron en el mundo de los viajes y las bicicletas.

Una de las mayores gracias de este proyecto llamado “1km en la Antártica”, es la posibilidad que todos tendremos de seguir las aventuras de Nicolás de manera muy seguida. Él viaja solo, pero también dispone de equipos que le permitirán ir contando su experiencia de manera constante, a medida que baja hacia el sur más extremo de Chile.

Quisimos hablar con él antes de su partida, y esto fue lo que nos contó:

¿Cómo se te ocurrió realizar esta travesía?

Fue una combinación de muchas cosas. Dada mi pasión por el deporte y la naturaleza, siempre había tenido ganas de hacer un viaje largo en bici, pero nunca tan largo. Luego, estudiando en Alemania durante el 2011 leí mucho acerca de gente que había hecho viajes como el que haré, lo que me aportó con muchas ideas, como por ejemplo llegar hasta la antártica. Por otro lado, estando en Alemania se me agudizó el pensamiento crítico hacia los problemas político-sociales con los que cuenta Chile hoy en día. La situación actual del sistema de salud, educacional y la política medioambiental en Chile es grave y debe tratarse con urgencia. El dinero, las utilidades y los negociados son los que al final determinan dichos sistemas hoy en día en nuestro país, dejando la democracia totalmente de lado. Todas estas cosas las mezcle y así nació este sueño.

¿Qué rol juega la bicicleta en tu vida?

Uno muy importante sin duda, pasando desde lo básico, como es el de medio de transporte, hasta uno de compañero de aventuras como lo va a ser durante mi expedición.

¿Buscas entregar algún tipo de mensaje con lo que estás haciendo?

Sí y muchos. Quizás el más importante es que el desarrollo sustentable en Chile y el Mundo debe ser el pilar de la sociedad que estamos construyendo. Sin él seguiremos haciéndole daño a nuestro planeta, convirtiendo el crecimiento económico en una especie de canibalismo. Otro mensaje es también decirle a toda la gente que siga sus sueños y luchen por ellos. El que quiere puede. Por último me parece muy importante también el mensaje de que vivir en una sociedad más solidaría es posible. Durante el viaje alojaré en casas de gente que me recibirá sin nada a cambio y que tampoco me conoce. Con eso quiero mostrar que hay más personas en nuestro país que apoyan la causa de vivir en un mundo mejor.

¿Cuáles son los puntos que más te interesan dentro de la ruta?

Hay muchos. Lo que más me llaman la atención son la ruta entre San Martín de los Andes y Bariloche en Argentina. Luego en la carretera austral son el Cerro Castillo, El lago General Carrera y el lago O’Higgins. Las torres del Paine también espero mucho conocerlas. Finalmente una ruta que cautiva mucho mi atención es la de Punta Arenas – Ushuaia, que la haré a través del parque Karukinka en tierra del Fuego. Este parque fue salvado de ser explotado y espero que ocurra lo mismo con la Patagonia.

¿De qué manera podrías considerar que esta travesía es un aporte al medio ambiente en Chile?

Son muchas las externalidades positivas que quiero generar con el viaje. Al tratarse de mí, un estudiante normal sin mucha experiencia en el mundo de las bicicletas, quiero mostrarle a la gente que no hay que ser un profesional del tema para animarse a hacer algo así. De esta manera más gente querrá recorrer nuestro país en bicicleta y al mismo tiempo se generará una mayor preocupación por la conservación de nuestros bienes naturales, así como también aumentará el número de personas que usarán la “cleta” como medio de transporte. Ahí ya tenemos un aporte: disminución de la huella de carbón per cápita de los habitantes de Chile. A través de las fotos y videos mostraré los negativos efectos que tendría una eventual construcción del proyecto HidroAysén. De esta manera buscaré generar más conciencia social respecto del tema y que se unan más participantes a Patagonia sin Represas. La conservación de nuestro patrimonio natural es sin duda un gran aporte al medio ambiente en nuestro país.

Para seguir todas las noticias del viaje de Nicolás, visita su sitio www.1kmenlaantartica.com

————–
Noticia facilitada por Greenpeace Radio Bio-Bio

NO TE OLVIDES COMENTAR!
Share.