Chistes de Turismo


En el año 2050, un tio va a comprar un billete para irse de vacaciones a la Luna.
– Lo siento, señor -le dice el agente de viajes-, pero es que ese vuelo ha sido cancelado.
– Por que ?
– Es que la Luna esta llena.


Dos turistas chinos se van de vacaciones en los Estados Unidos y compran un par de perritos calientes. Uno de ellos se queda mirando su bocadillo con cara de asco y le pregunta al otro:
– Oye, a ti que parte del perro te han dado ?


Un viajero que no ha volado nunca en su vida, cuando llega a la ventanilla de los pasajes, asi que se fija en lo que hace la chica que esta delante:
– Me da un billete para Florida, solo Ida.
Entonces le toca el turno al viajero novato:
– Hola, quiero un billete para Nueva York, solo York.


– Pepe, ¿qué le vas a regalar a tu mujer por las bodas de plata?
– Voy a llevarla a Australia
– Menudo regalo para las bodas de plata, pero entonces ¿qué le vas a regalar para las bodas de oro?
– Bueno, iré a buscarla


Una pareja de recién casados en el crucero que los lleva de Atenas a Roma:
– Cariño, eres como el mar.
– ¡Qué bonito!, ¿tanto te impresiono?
– No, no, me mareaaaaaaaaaaaaaaasssss.


Una mujer estaba en casa con su hijo de 5 meses, cuando llega su marido que estuvo por 8 meses viajando fuera del país. Al ver a su hijo se percata que era de color negro y ellos eran personas extremadamente blancas, entonces surge la duda. y le dice a su mujer el por que del color del niño.
Ella contesta: Lo que pasa mi vida es que al nacer nuestro hijo no pude amamantarlo ya que estaba sin nada de leche, entonces fui donde la vecina africana y ella lo amamanto, gracias a Dios ella tenía mucha leche.
El marido le cree aunque igualmente duda..
El marido va a la casa de su padre que era doctor y le pregunta: ¿padre, estoy con una gran duda… es normal que mi hijo se le haya oscurecido la piel por haberse amamantado con una persona de piel negra???? el padre le dice… Si hijo puede ser, ya que tu naciste en el campo y te dimos siempre leche de vaca y veo que ya te estan saliendo los cuernos.


Erase una vez un barco pirata llega a una isla y la gente al ver el barco se asoma y entonces el capitán dice violen a los hombres y maten a las mujeres…! Un marinero grita al capitán: usted se equivoco, se dice violen a las mujeres y maten a los hombres! Sale otro marinero y dice CÁLLATE!!! donde manda capitán no manda marinero…


Estos eran unos turistas náufragos que fueron a dar a una isla desierta.
Como no tenían qué comer, decidieron echar a suertes quién se sacrificaría para que los demás se lo pudieran comer. Pues resulta que se comieron uno… y otro… y otro… y nadie llegaba a rescatarlos. Total que, al final, sólo quedaban dos: un flaco, y un gordito. Echan suertes… y pierde el gordito. Ya lo va a matar el otro, cuando se pone a gritar: “¡No me mates! ¡No me mates! ¡Yo sé donde hay un montón de latas de frijoles escondidas…!”
“¡Desgraciado…! ¿Y por qué no nos lo habías dicho?”
“Es que a mí no me gustan los frijoles…”


– (acento turista ingles) Camarero! Hay EL mosca en sopa!
– No es EL mosca, es LA mosca.
– (asombrado) Caray! Que vista tiene usted!


– Un vino!.
– Blanco o tinto?
– Da igual, es para un ciego.


En un vuelo comercial, el comandante conecta el micrófono y comienza a hablar a los pasajeros:
– Buen día señores pasajeros, en este exacto momento estamos a 9.000 metros de altura y sobrevolando la ciudad de… OOOHHH DIOS MIOO!!!
Los pasajeros escuchan un grito pavoroso, seguido de un ruido infernal:
– NOOOOOO !!! Splitctct, splocfff , flackkk, bruuuuuuuooooooommmmmmm
Y luego un silencio que se hace eterno. Segundos después, vuelve a tomar el micrófono y riendo se disculpa:
– Disculpen, señores pasajeros, tiré mi bandeja y mi taza de café se me cayó encima. No quieran saber cómo quedó la parte de adelante de mis pantalones…
Y uno de los pasajeros grita:
– ¡¡Desgraciado!!, tendrías que ver cómo quedó la parte de atrás de los míos!!


Un turista americano se va de viaje a la China. Durante su estancia fue promiscuo sexualmente y no tomó precauciones. Una semana después de llegar a su casa en los Estados Unidos se levantó una mañana y descubrió que su pene estaba lleno de unas manchas verdes y moradas.
Horrificado, se va a ver al médico inmediatamente. El doctor quien nunca habia visto algo como esto, le ordenó unas pruebas y le dijo que regresara en dos dias por los resultados.
Él regresa dos dias después y el doctor le dice:
– “Le tengo malas noticias. Ud. está infectado por el virus de Mongolia. Es extremadamente raro y poco conocido aquí. Casi no sabemos nada de él”.
El hombre lo mira un poco aliviado y le dice:
– “Bueno, Doc póngame una inyección o algo y asunto arreglado”.
El doctor le responde:
– Lo siento pero no hay cura. Vamos a tener que amputarle el pililín.
El hombre grita de horror:
– Nooooo! Quiero una segunda opinión!
El doctor le dice:
– “Bueno, es su decisión, pero le aseguro que la amputación es la única solución”.
Al dia siguiente el hombre se busca un doctor Chino, esperando que el sepa más de la terrible enfermedad. El doctor Chino lo examina y proclama:
– “¡Oh! Vilus de Mongolia, muy lala enfelmedad”.
– Sí…Sí…Ya eso lo sé, ¿ pero ? ¿ QUÉ PUEDE HACER UD?
EL DOCTOR AMERICANO QUIERE AMPUTARME!!! , responde el hombre perdiendo la paciencia.
El doctor Chino se rie moviendo la cabeza, ”
– ESTÚPIDO DOCTOL AMELICANO! SIEMPLE QUIELE OPELAL, PALA HACEL MÁS DINELO. NO SE NECESITA OPELAL!
– ¡Gracias a Dios! contesta el paciente.
– NO SE PLEOCUPE, dice el doctor,…EN DOS SEMANAS SE CAE SOLITO!


Un hombre y una mujer coinciden en el mismo compartimiento de coche-cama de un tren. No se conocían y ni tan siquiera sabían sus nombres porque no se presentaron.
– Situación embarazosa – pensó él.
– A ver lo que hace “este” esta noche. – pensó ella.
Después de unos momentos iniciales tensos y embarazosos, ambos se acostaron. Cada uno en su cama, claro. El hombre en la litera superior y ella en la inferior. A medianoche, el hombre se inclina al lateral de la litera, despierta a la mujer y le dice:
– Siento molestarla, pero tengo un frío tremendo. ¿Podría Ud. alcanzarme otra manta?
La mujer se asoma también al lateral de la litera y con un guiño de ojo le dice:
– Tengo una idea mejor, tan sólo por esta noche supongamos que estamos casados.
El hombre, encantado, dice:
– ¡De acuerdo, fenomenal!
Entonces la mujer le dice:
– ¡Cógela tú mismo, idiota!


Diario de un viaje en crucero
dia 1.-hemos subido al barco, es grandioso y extraordinario
dia 2.-el capitán me mira de forma extraña
dia 3.-se ha organizado una fiesta en el crucero, es fantástica
dia 4.-el capitán me mira de forma extraña
dia 5.-el capitán me ha dicho que si no hago unas “cositas” con él hundirá el barco.
dia 6.-he salvado a 850 pasajeros


Al servicio de emergencia médica de una localidad balnearia llama desesperado un turista: – ¡Ayúdenme! ¡Me quedé dormido al sol boca arriba en la playa y ahora estoy todo quemado! ¿Qué puedo hacer? – Esta noche, al acostarse unte todo su cuerpo con una crema de Aloe Vera, tómese 2 pastillas de Viagra y, lógicamente, duerma boca arriba. – Lo del AloeVera y dormir boca arriba, lo entiendo, pero… ¿para qué las dos pastillas de viagra? Y el Dr. Le responde: Para que la sábana no le toque el cuerpo.


En un avion, se encuentran un maníaco, un psicópata, un piromaníaco, un masoquista y un gato.
El maníaco, al ver lo mucho que se mueve el gato dice: ¿que tal si lo lastimamos?
El piromaníaco dice: no, , mejor prendámoslo fuego
El psicópata dice: no.. mejor matémoslo
El masoquista dice: MIAU!


Dos universitarios Estaban yendo en un tren a Cuzco y de pronto uno de ellos dice:
– me acaba de entrar un carboncillo al ojo
– y El otro le contesta
– No seas tonto Este es un tren eléctrico
– y El otro le responde.
– Ah entonces es un voltio.


Una mujer viajaba a Brasil, para asistir a un curso de entrenamiento de dos semanas de su compañía. Su esposo la llevó al aeropuerto y le deseó un feliz viaje.
La esposa le contestó:
“Gracias, mi amor, qué quisieras que te trajera?”
El esposo soltó una carcajada y le dijo, “Una brasileña!”
La mujer no dijo nada y fue a embarcarse en su vuelo.
Dos semanas después,
él fue a recogerla al aeropuerto y le preguntó,
“¿Y, corazón mío, cómo te fue en el viaje?”
“Muy bien, muchas gracias”
“¿Y mi regalo?”
“Cuál regalo?”
“Lo que te pedí, pues… la brasileña”
“Ah, ¿eso?. Verás,… hice lo que pude, así que ahora tenemos que esperar unos meses para saber si es brasileña… o brasileño!”